Jóvenes Solidarios Video

PhotobucketPhotobucketprogramasPhotobucket

Colaboremos con esta familia del Barrio Las Dalias

Se incendió una vivienda en Las Dalias: “No nos quedó nada”
Un vecino prendió pastizales y el viento arrastró el fuego hasta la casa. Allí vivían Ayelén y su marido Esteban, junto a sus dos hijos de 4 años y 17 días. Piden ayuda, en particular materiales de construcción y herramientas de panadería.
Un incendio destruyó por completo en el mediodía de este martes una vivienda situada en el barrio Las Dalias, en el norte de la ciudad. El fuego atravesó un terreno baldío, quemó los pastizales secos y tomó la construcción de madera y botellas de vidrio, que se deshizo en cuestión de minutos. Allí vivían Ayelén y Esteban, junto a sus dos hijos de 4 años y 17 días. Aún conmovidos por la situación que les tocó vivir, apostaron a la solidaridad de la sociedad: pidieron donaciones de ropa y muebles, pero fundamentalmente materiales de construcción para levantar nuevamente su casita y herramientas de panadería, como horno pastelero, amasadora y sobadora, porque subsisten por la venta de pan y perdieron todo.
Ayelén relató que al momento del incendio ella y los niños estaban en lo de su mamá -que vive en el barrio-, pero su marido estaba en la vivienda situada en Las Lambercianas al 7100: planificaban algunas reformas para sobrellevar el invierno, teniendo en cuenta el bebé recién nacido y los vientos que solían filtrarse por las maderas que daban cuerpo a la casa.
Cuando notó que los pastizales del terreno lindero estaban incendiándose, Esteban salió y llamó a los Bomberos. Temió que la casa del vecino se prendiera fuego. Pero el viento, arremolinado como soplaba, llegó hasta su vivienda y en cuestión de minutos la incendió por completo. Creen que el vecino de la esquina prendió los pastos secos, pero al momento del incendio, nadie estaba allí para ayudar a socorrer.
“No nos quedó nada”, repetía Ayelén. Ella está a unas diez cuadras de allí, y todavía no fue hasta el lugar. Vio como quedó todo por la televisión y el llanto fue incontenible.
Quienes puedan colaborar a rearmar su vivienda -construida “a pulmón” por la pareja-, pueden acercar materiales de construcción, aberturas, herramientas de panadería, o bien ropa de adultos y niños -ya que quedaron “con lo puesto”-, muebles, electrodomésticos, previa comunicación al teléfono 0223- 156 346098.